Jun.
24
2017

Host story Milan: Viajar mientras te quedas en casa
24 Jun. 2017
por Saverio

Host story Milan: Viajar mientras te quedas en casa
misterb&b host stories

Rocky es uno de nuestros anfitriones con más experiencia en Milán. Se trata de un artista británico de mentalidad abierta que lleva viviendo 10 años en Italia. Le gusta la moda, el arte y la música contemporánea. Le gusta tanto viajar como ser anfitrión. En su historia, nos cuenta las maravillas de formar parte de la comunidad de misterb&b. Es el deseo de hacer nuevos amigos, de conectar y de dejar que las experiencias de otras personas te conmuevan. ¡Prepárate para sentirte inspirado y alojarte como un gay del lugar!

 

¿Qué personas interesantes has conocido?

Guau... He conocido a montones de gente interesante: desde diseñadores a coleccionistas de arte, periodistas, cuentacuentos... Muchos chicos amables y con mentalidad abierta de todas partes del mundo. Algunos vienen por motivos de trabajo, otros vienen de vacaciones. Milán es una ciudad sofisticada y llena de estilo.

 

¿Cómo es ser anfitrión de la comunidad gay?

Me encanta ser anfitrión, de la misma manera que siempre me ha encantado viajar. Quiero decir... Mis huéspedes vienen a Milán, mi ciudad, se quedan en mi casa y traen su cultura consigo mismos, por supuesto. Estos encuentros te hacen sentir como si estuvieras viajando tú mismo. Pero estás en casa, en tu espacio.

Implica mucha confianza y conocer a gente nueva puede ser maravilloso, te puede traer vibraciones muy positivas. Y esto es sobre todo cierto si son gay. Porque eso hace que conectar sea más fácil. Las personas son personas, me gusta pensar que estoy haciendo algo por la comunidad gay al ofrecer un lugar seguro y cómodo en el que quedarse, un hogar libre de tabús sobre los gais.

Cuando viajas, también tienes ese deseo interior de conectar, especialmente si estás viajando por tu cuenta. A muchos huéspedes les gusta hablar y compartir sus experiencias. Hablamos de muchos asuntos, cuestiones actuales, acontecimientos del momento, de las cosas que nos gustan y de lo que podemos tener en común... por supuesto, ¡ser gay! 

¿Qué cosas interesantes has escuchado o qué cosas nuevas has aprendido desde que eres anfitrión?

Las conversaciones pueden ser sobre muchas cosas. Por supuesto, tratándose de huéspedes internacionales, las opiniones son muy diferentes, pero me encanta debatir y provocar un poco, especialmente a la hora de tratar cuestiones sociales y estilos de vida. Una conversación habitual es salir del armario, la adolescencia, los derechos humanos. Pero también me gusta conversar sobre arte, música y cine. Lo más interesantes es la vida de las personas, escuchar sobre sus familias, sus estilos de vida y sus intereses.

Los huéspedes que he alojado buscaban una opción de alojamiento barata, un lugar seguro donde dejar sus cosas y una ubicación céntrica. Los huéspedes que se quedaron en Milán durante más tiempo fue por trabajo, otros vienen para pasar el fin de semana o están de paso, pero todos valoran las ventajas de mi piso. Estoy muy cerca de la estación de tren Milano Centrale y de conexiones al aeropuerto.

No se puede pasar todo el tiempo del mundo con los huéspedes. Por supuesto, los huéspedes tienen sus itinerarios y sus horarios, y yo tengo que trabajar, por lo que también tengo los míos. Normalmente, trato de pasar tiempo con ellos cuando llegan: tomamos una taza de té juntos y les ofrezco información sobre Milán, qué hacer o qué ver y cómo moverse por la ciudad. Por la noche, a veces también compartimos estos momentos con una copa de vino, sentados en mi preciosa terraza, o por la mañana durante el desayuno. 

 

¿Cuál es el mejor recuerdo que tienes de un huésped?

Supongo que mi mejor recuerdo es de un joven chico marroquí que visitaba Milán por primera vez para pasar un fin de semana divertido. Me ofrecí a hacerle un tour en bicicleta por la noche para enseñarle los rincones históricos que más me gustan de la ciudad. Encajamos muy bien y le gustó mucho Milán y el tour en bicicleta, gritaba “¡soy feliz!” de vez en cuando.

Esto nos hacía reír a los dos. Después, me invitó a cenar y, por supuesto, con comida y vino italianos fantásticos, continuamos conversando y riendo. Nuestro romance surgió de forma bonita y apasionada. En la vida real, lo habría invitado a venir a mi casa. Pero ya se estaba quedando en mi casa. 

 

Así que, como puedes ver, me gusta mucho ser anfitrión y solo he tenido buenas experiencias. Espero que esto sirva de inspiración para los nuevos huéspedes y anfitriones.

 

                                           

 

 

¿Vas a Milán? Echa un vistazo al anuncio de Rocky en misterb&b

 

 

¡COMPARTE TU HISTORIA!

Tenemos muchas ganas de escuchar tu aventura en misterb&b.  Comparte tu historia como viajero o anfitrión con nosotros. ¡Cuéntale al mundo cómo te puedes divertir en cualquier rincón del mundo! Envíanos un correo a support@misterbandb.com

Anuncio
Anuncio