gay paris

Le Marais

París está lleno de tesoros, pero el Marais es una de las joyas de la Ciudad de la Luz. Este barrio abarca los distritos 3 y 4, y se ha convertido en uno de los más populares de París. Sin embargo, estaba lejos de ser una zona gay cuando estableció allí su fortaleza a finales de los años 70.

Aprovecha los transportes públicos: las calles estrechas no son lo ideal para circular en coche. Baja en las paradas de metro de Saint-Paul, Hôtel de Ville, Rambuteau, o Arts et Métiers. Realmente da igual porque el Marais es un barrio en el que se puede pasear sin estrés. No eches mano enseguida de tu mapa o tu smartphone,  piérdete un poco, déjate guiar por el laberinto que crean las calles medievales y disfruta de su arquitectura atemporal.

Paseando por las calles, puede que llegues a dudar si no acabas de salirte de París. El barrio es un escape del ajetreo y el bullicio de París, una verdadera bocanada de aire fresco. El Marais tiene un ambiente cosmopolita palpable, donde uno se siente muy cómodo. La comunidad gay se funde con la comunidad judía, así como con los artistas locales, que tienen allí una fuerte presencia. El barrio es muy animado. Date un capricho yendo un poco de compras, hasta el más fashionista acabará encantado. La zona ofrece una mezcla de boutiques especializadas, marcas de lujo y tiendas de segunda mano. Los más exigentes, estarán seguros de encontrar lo que busquen en el BHV (36, rue de la Verrerie 4ème) donde todo lo necesario para el guardarropa de un hombre se extiende por sus 4 plantas.

Luego date un paseo a pie por las numerosas galerías de arte ubicadas en el barrio del Marais. Las paredes son auténticos lienzos para artistas.

Para comer, un gran número de restaurantes harán las delicias de todos los gustos y presupuestos.

¿Quieres un poco de originalidad? Ve a descubrir la sugestiva «DSK» una hamburguesa especial de la mano de Tata Burger (54, rue Sainte-Croix de la Bretonnerie, 4ème). O si te gusta ver chicos caminando por la calle, entonces dirígete a Des Gars Dans la Cuisine (72, rue Vieille du Temple, 3ème), donde Gil y Jean-Jacques estarán encantados de darte la bienvenida a su restaurante. Con el estómago lleno, termina las compras con un poco de «ropa interior sexy» en Les Dessous d'Apollon (8, rue de Moussy, 4ème). Allí encontrarás todas tus marcas favoritas desde Andrew Christian a Garçon Français.

 

Bienvenidos al Marais

 

Ahora es el momento de sumergirse en la vida nocturna que el Marais ofrece, donde los bares son innumerables. Para un aperitivo, comienza en uno de los muchos bares de vinos, como Barav (6 Rue Charles-François Dupuis, 3ème). Para continuar la aventura, ve al Cox, un pilar del Marais, o al Open Cafe durante su happy hour. ¡Pero no esperes encontrar asiento!

Continúa en el bar RAIDD (23 Rue du Temple, 4ème), donde la ducha y sus artistas tienen una cierta reputación. Si quieres un último placer para la vista, ve un jueves, donde los chicos mantienen su ropa interior mojada toda la noche. Pero ten cuidado, solo se puede tocar con los ojos.

Si lo tuyo es más bien el canto, enfila hacia a L'Enchanteur (15 rue Michel le Comte) y será una noche de karaoke. Y para quienes les gusta ver y observar, el Spyce (23 rue Sainte Croix de la Bretonnerie) ofrece una noche de cabaret estilo burlesque cada miércoles por la noche. 

Cuando estés recuperado de la noche de fiesta, ve al Marché des Enfants Rouges (rue de Bretagne), el mercado más antiguo de comida al aire libre en París. Es la mejor ocasión para el brunch, una actividad muy popular entre los parisinos. L'estaminet des enfants rouges (39 rue de Bretagne, 3ème) en el centro del mercado, te da la impresión de estar en un pequeño pueblo, un cambio definitivo de escenario. Si el ambiente es demasiado hipster, está el Dôme du Marais (53 bis rue des Francs-Bourgeois, 4ème) conocida por su increíble decoración, o el Who’s (14 rue Saint Merri). ¡Reserva con antelación!

Para finalizar el fin de semana con una nota cultural, aprovecha el Marais histórico. El Museo Carnavalet (23 rue de Sévigné) narra la historia de París. El Museo Picasso es finalmente reabrió. Visita también la Place des Vosges con sus jardines esculpidos y exuberantes que atraen a las masas en los días soleados. Quítate la camisa, échate una siesta, y recárgate para la noche.

ETIQUETAS
  • COMMERCIAL YOUNG
  • PROFESSIONALS
  • CHIC
  • STUDENTS
  • VIBRANT
  • SHOPPER'S PARADISE

 

  • BOHEMIAN
  • EASY COMMUTE
  • ARTSY
  • LUXURY
  • PRICEY
  • HISTORIC
  • HIP

Reserve su próxima estadía ahora

Lugares gay

Join the gay travel Community

Y puede ganar un bono de $200 para viajar con misterb&b